ft1

Posparto: pautas sencillas para mantener la calma cuando reina el caos

Cuando nace nuestro bebé, ese serecito que hemos estado esperando 9 meses muchas nos hemos  encontrado en una situación que no esperábamos: el caos.  De repente tu casa está en caos, tus patrones de sueño están en caos, tus sentimientos están en caos, la relación con tu pareja está en caos, la relación con tu madre está en caos… 

Para algunas mujeres más que para otras pero la mayoría experimentamos la sensación de caos. La palabra caos en realidad sólo quiere decir desorden, un desorden impredecible. Y si bien no hay nada que realmente nos prepara para el postparto sí que hay pequeñas pautas que podemos hacer para que en este momento tan turbio podamos sentir (a ratitos) calma.

Estas pautas no sólo son para el posparto, creo que incorporarlas a diario en nuestra vida ya sea en el embarazo, posparto o cuando sea es un acto de auto-amor que te ayudará a conocerte, a fomentar relaciones armoniosas contigo, con tu pareja y tu familia. 

Respirar: es sorprendente como haciendo el esfuerzo de respirar conscientemente 5-10 minutos cada día, puede cambiar como nos sentimos. En el posparto a veces parece que no tienes ni un minuto libre (haces pis con el bebé encima, te bañas en dos minutos con pánico de que pueda pasarle algo a tu bebé en el cuco etc.) pero si haces el esfuerzo de apartar 10 minutos para ti al día, verás las recompensas. Puede ser en la primera siesta de tu bebé (si es que logras sacar tus manos de debajo de él sin que se despierte al ponerlo en la cuna ;-) ), puede ser antes de dormir cuando se lo puedes dejar a tu pareja (confía, confía en él que es el padre, tu bebé estará seguro), encuentra el hueco para darte unos minutitos para respirar.

  • Siéntate cómoda y haz una inhalación profunda, retén, aprieta los puños fuertemente uno segundos y exhala por la boca. Repite esto tres o cuatro veces. 
  • Inhala laaaaargo y profundo por la nariz  (en 6 segundos si puedes), exhala lo más leeeento que puedas (en 6 segundos si puedes). Haz esto durante por lo menos 5 minutos. 
  • Tendrás muchos pensamientos, te distraerás, no importa. Regresa siempre que te pilles pensando en mil cosas, regresa a la respiración. 
  • Observa como el aire entra y sale por tu nariz, siente como en tu cabeza tal vez haya un cosquilleo o cualquier sensación que tenga tu cuerpo. 
  • Nota como te sientes, tal vez notas que estás muy triste, sigue observando, tal vez sientes alegría, sigue observando. 

Escribir: seguramente tienes muuuuchos sentimientos de todo tipo, si no encuentran salida se estancan o salen después en un pronto hacia tu pareja/madre/demás hijos, etc. Hay que escribir, escribir sin censura, escribir para desahogarte, sin juzgarte. Escribe 5 minutos todos los días (sobre todo en los días que te notas de mal humor). Idealmente sería sentada en una mesa con boli y papel pero sinceramente dudo que muchas tengan esta oportunidad si es el posparto inmediato. Por lo tanto hay que ser prácticas, escribe si quieres en tu teléfono, en un whatsapp (que no envías) o en el ordenador o tablet. Escribe todo lo que pase en tu cabeza, todo, escribe sin parar 5 minutos, si tienes 10 minutos mejor aún. 

Gratitud: todos, todos los días escribe o di en tu cabeza 5 cosas por las que estás agradecida. En un día horrible es difícil, enfócate en cosas pequeñas  o triviales del tipo “agradezco respirar”, “agradezco tener una casa donde vivir” , “agradezco tener comida”. La gratitud nos conecta con la abundancia, con las ganas de vivir, con la magia de la vida. Haz el agradecer una práctica diaria. Lo puedes hacer con alguna amiga y mandarle un mensajito por la mañana, con tu pareja o simplemente en un post-it en dos minutos que tengas libre. Hazlo. Es poderoso.

Llenar tu taza: este es un concepto que estoy incorporando en mi vida ahora. Me hubiera gustado aplicarlo hace tiempo puesto que creo que muchas de las dificultades y vivencias que tuve tras nacer mi primer hijo se podrían haber suavizado con esta práctica. Llenar tu taza es un concepto anglosajón (fill your cup) y ser refiere a que primero tienen que estar cubiertas tus necesidades antes de poder dar a los demás. Esto es especialmente importante al tener hijos. Se supone que tu les estás nutriendo todo el rato, ya sea con tu leche, con tus cuidados, con la comida que preparas, con tu amor, con tu cariño, con tus abrazos.

Pero, ¿cómo vas a nutrirles desde tu propia desnutrición? 

Llenar tu taza es importantísimo y se refiere a todos los niveles. Es comer bien tu, dormir bien (dentro de lo posible), cuidarte, mimarte. Es muy fácil caer en no cuidarte, en darles lo mejor pero tu ni sentarte a comer una buena comida completa al día. Esto acaba pasando factura. Una madre “desnutrida” no puede dar igual. A veces llenarás tu taza al ir a una clase de yoga, otra veces sencillamente tomándote una infusión en silencio mientras tu bebé duerme, puede ser el darte una rica ducha y poner aceite en tu cuerpo o buscar una cuidadora e irte a comer con tu marido. Son cosas pequeñas y grandes. Lo importante está en ser consciente de que todos los días hagas un pequeño o gran acto para llenar tu taza. 

¡Haz una lista de todas las pequeñas y grandes cosas que se te ocurren para llenar tu taza y hazlas según tus posibilidades de ese día!

posparto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

foto tania

Soy Gabriela, dedicada desde hace más de 10 años a la difusión y enseñanza de la alimentación viva (raw food) en España. Ahora soy madre de dos niños maravillosos que han roto todos mis esquemas, expandido mi corazón y sumergido en la búsqueda de la mejor forma de nutrirles. El embarazo y la maternidad me adentraron en un mundo mágico, a veces duro, a veces divertido, donde hace falta mucha información acerca de cómo alimentarse.  

 

 Creé el Programa de Alimentación y la Comunidad amoryapio para ayudar a otras madres que desean llevar una alimentación sana para gestar a sus bebés y nutrir a su familia.

 

El blog es un espacio de expresión donde vuelco mi experiencia como madre, una madre algo fuera de lo común 😉 

Para leer un poco más acerca de mi, mira esta entrevista que me hizo Conasi.