ft1

Helados no caseros pero semi-sanos (para cuando no te da la vida para hacerlos)

Creo que estas alturas las que me conocéis sabéis que no abogo por una alimentación infantil perfecta ni sana todo el tiempo. Creo en ofrecer la mejor alimentación a nuestros hijos de forma compatible con nuestra vida y sobre todo cuidando su nutrición emocional para forjar una relación sana con la comida y con nosotros que somos su pilar. 

Por eso, hoy os quiero enseñar algunas marcas de helados que compramos de vez en cuando, que dentro de lo que cabe son semi-sanas y que están buenísimas:

Helados veganos eco del Aldi

Pues Aldi no deja de sorprenderme, fui a comprar y encontré anacardos crudos eco a 15,99€ el kilo (¡!) y esta pequeña joya:

Lo sé, lo sé, tienen azúcar a tope e incluso sirope de maíz (o sea satanás en el mundo edulcorantes) peeeero para de vez en cuando, está bien. Para mi, además de un antojo, cumple la función de que los niños “tomen cosas compradas”. Esto te puede parecer raro, pero mis hijos apenas comen cosas empaquetadas (y es lo que animo a mis clientas y alumnas a conseguir poco a poco) y por lo tanto me gusta mucho encontrar productos como estos para darles de vez en cuando y disminuir el efecto “tengo una madre fiki de la salud y soy un bicho raro”.

Tienen sabor chocolate, café – maca, limón y frambuesa. Debo confesar que compré los primeros tres y están ricos, ricos. Tienen textura de sorbete porque no llevan lácteos ni frutos secos (muy buena noticia para las madres que estén buscando helados veganos sin frutos secos). Un dato curioso, se inventaron ese sello que ves que pone RAW porque no son crudos…

Aunque en tiendas ecológicas ya hay varias marcas de helados veganos ecológicos que están muy buenos (como Booja Booja y Bon Ice), son carillos y tienes que ir a alguna tienda en especial que lo tengan así que me dio gusto encontrar estos heladitos. 

Polos hechos a partir de smoothies Innocent

Se pueden hacer polos a partir de cualquier zumo o batido de frutas comprado pero dependiendo de los ingredientes quedarán más “bloque de hielo” o con mejor textura (que se puedan morder). De vez en cuando compro esta marca que hace polos perfectos (de momento sólo la he visto en el Carrefour) que tiene sabores deliciosos de smoothies de frutas (tienen también batidos verdes y algunos con superalimntos pero esos sólo los he visto en Irlanda y UK). Nuestros sabores preferidos en casa son el de mango-maracuyá y otro de moras con açai.

Ojo, estos smoothies no los recomiendo comprarlos seguido para dar de beber a los niños porque como ya sabrás, aunque tienen sólo fruta, en cada vasito van muuuchas frutas (sin su fibra) y tomar tanta azúcar así (aunque sea de frutas) no es muy bueno para ellos. Además les acostumbra el paladar a un sabor excesivamente dulce (por eso los polos quedan perfectos). Cuando vamos a Irlanda y están con los primos que tienen de costumbre desayunar con estos zumos, yo les sirve a mis peques el vasito a la mitad y lleno un tercio con agua. 

 

Si te apetece aprender técnicas y recetas para la elaboración de polos y helados sanos te interesará mi curso online de Superpolos para Superpeques. 20% de descuento con el cupón: superpolos-wa

 

 

2 respuestas a Helados no caseros pero semi-sanos (para cuando no te da la vida para hacerlos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

foto tania

Soy Gabriela, dedicada desde hace más de 10 años a la difusión y enseñanza de la alimentación viva (raw food) en España. Ahora soy madre de dos niños maravillosos que han roto todos mis esquemas, expandido mi corazón y sumergido en la búsqueda de la mejor forma de nutrirles. El embarazo y la maternidad me adentraron en un mundo mágico, a veces duro, a veces divertido, donde hace falta mucha información acerca de cómo alimentarse.  

 

 Creé el Programa de Alimentación y la Comunidad amoryapio para ayudar a otras madres que desean llevar una alimentación sana para gestar a sus bebés y nutrir a su familia.

 

El blog es un espacio de expresión donde vuelco mi experiencia como madre, una madre algo fuera de lo común 😉 

Para leer un poco más acerca de mi, mira esta entrevista que me hizo Conasi.