ft1

Alimentos probióticos para niños

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El conjunto de microorganismos que vive dentro y fuera de un niño (llamado micribioma)  se desarrolla desde la gestación y se solidifica en la pequeña infancia. Estas bacterias ayudan a digerir la comida y a la sintetización de las vitaminas y a fortalecer la mucosa intestinal que actúa como un sistema de defensa del cuerpo.  Un sistema inmune debilitado, y por tanto propenso a enfermar, nos indica que el microbioma está alterado. Un niño que crece constantemente con un microbimoa alterado puede afectarle durante toda su vida ya que la mayoría de las enfermedades están ligadas de alguna forma al desajuste del microbioma. 

Bueno, todo esto para decirte que nuestra salud intestinal es MUY importante desde que somos muy pequeños. En occidente los alimentos probióticos no los asociamos a cosas que gusten a los niños pero como con todos los alimentos, es cuestión de exponer al paladar poco a poco. Hoy quiero compartir 1  recetas que a mis hijos les encantan y que permite muchas posibilidades. 

Garbanzos fermentados (y varias cosas que se puede hacer con ellos)

-400g garbanzos

– sal 

– agua filtrada o agua embotellada 

– 1 o 2 frascos de vidrio con tapa de 1L

Remojar, germinar y cocinar: para maximizar la digestión y la biodisponibilidad de los nutrientes, os aconsejo siempre germinar un poco las legumbres antes de cocinarlas. Es un paso que es muy sencillo y únicamente requiere pensar en 1-2 días antes del día que queremos cocinar las legumbres. Yo por ejemplo pongo a remojar las legumbres el viernes por la noche, las germino del sábado por la mañana hasta el domingo por la noche que las pongo a cocinar y así lo tengo listo para la semana. 

1- Para esta receta, poner los garbanzos en uno o dos bols grandes a remojar (crecen apox. el 50% de su volumen por lo que no llenes los bols) y añadir agua filtrada y dejar durante 12h (revisa varias veces que es muy probable que tengas que añadir agua al bol porque los garbanzos absorben el agua y deben permanecer cubietos).

2- Tras las 12 horas, descarta el agua de remojo, enjuaga los garbanzos y escurre muy bien. Volver a poner en el bol y si hace mucho calor, cubrir con un poco de papel de cocina húmedo. Dejar germinar durante 1 día si hace calor y durante 2 días si hace frío. Para germinarlos, enjuagar con agua cada 12 horas y escurrir muy bien. Estarán germinados cuando la mayoría de ellos tengan una pequeñas “colitas”. Es muy importante no germinar más días ya que van cogiendo un sabor “a planta” un poco amargo (y no les gustan a los niños).

3- Una vez germinados, poner a cocinar en la olla de presión o similar. Si lo haces en olla normal con tapa, puedes levantar la tapa algunas veces y retirar con una cuchara la espuma que se forma hasta arriba y descartar. Si lo haces en olla de presión esto no será posible pero no es imprescindible. 

4- Una vez cocinados, dejar enfriar totalmente. 

Fermentar

1- Esterilización casera: hervir agua, meter una cuchara de metal dentro del frasco y vertir el agua hiviendo  llenando 3/4 partes del frasco. Dejarimg_20160917_210046447 reposar un poco y con cuidado para no quemarte, vaciar el frasco. 

2- Llenar el frasco con 750ml de agua filtrada o embotellada (no debe ser del grifo porque esta contiene cloro) y añadir 1C. de sal de mar. Remover para disolver. 

3- Añadir garbanzos al frasco hasta llenarlo, si hace falta par que queden cubiertos, añadir agua hasta llegar casi al tope del bote. 

4- Cerrar y dejar fermentar. Es importante abrir la tapa 2 veces al día para que los gases de la fermentación puedan escapar. Si crees que esto se te puede olvidar, deja la tapa entre-puesta sin cerrar del todo durante los días de fermentación. 

5- En invierno pueden tardar dos semanas o más en fermentar, en verano es posible que con 5 días estén. Puedes saber que están listos porque al abrir el bote percibes un olor ácido. No te asustes si huelen mal, esto es normal, no debe oler a podrido pero si un poco desagradable… Una vez listos puedes guardar el frasco en la nevera incluso más de un mes.

Tal vez estás pensando que será imposible que esto le guste a tus hijos y aunque si no están acostumbrados a los fermentos no te voy a decir que se lo comerán a cucharadas, sí que hay recetas muy sencillas que les gustarán. Y sé que toma tiempo esto de fermentar pero te aseguro que para tus hijos (y para ti) los fermentos son una joya a añadir en su alimentación. 

Aquí algunas ideas:img_20160824_164446899

Humus de garbanzos fermentados: sigues tu misma receta de humus habitual pero sustituyes los garbanzos cocidos por los fermentados y omites la sal (recuerda que los fermentados ya tienen). Ajusta de sal y disfruta. 

Relleno de garbanzos y brócoli al vapor (o cualquier otra verdura) para rigatoni o similar: tritura garbanzos fermentados con alguna verdura al vapor y un poco de aceite de oliva hasta lograr consistencia pastosa. Rellenar el rigatoni ya cocido y servir con salsa de tomate. Mejor aún si los rellenan los peques, les encanta y les hace sentir partícipes de la preparación de su comida y por tanto la comen con más gusto 😉garbanzos fermentados con brócolipeques en la cocinaRigatoni con relleno de garbanzos fermentados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

img_20160609_200926185img_20160609_195336406

 

Y por supuesto que si les gusta el sabor, comerlos tal cual añadiendo a ensaladas, acompañando arroz, el añadir aunque sea 1 cucharada de garbanzos fermentados a cualquier comida ayuda a aportar probióticos en la alimentación de tu familia.  

 

 

 

 

 

 

30923669_s

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

foto tania

Soy Gabriela, dedicada desde hace más de 10 años a la difusión y enseñanza de la alimentación viva (raw food) en España. Ahora soy madre de dos niños maravillosos que han roto todos mis esquemas, expandido mi corazón y sumergido en la búsqueda de la mejor forma de nutrirles. El embarazo y la maternidad me adentraron en un mundo mágico, a veces duro, a veces divertido, donde hace falta mucha información acerca de cómo alimentarse.  

 

 Creé el Programa de Alimentación y la Comunidad amoryapio para ayudar a otras madres que desean llevar una alimentación sana para gestar a sus bebés y nutrir a su familia.

 

El blog es un espacio de expresión donde vuelco mi experiencia como madre, una madre algo fuera de lo común 😉 

Para leer un poco más acerca de mi, mira esta entrevista que me hizo Conasi.
Temas recurrentes en mi vida